Sol y Playa

Las islas ofrecen a los turistas una gran diversidad de atractivos.

Sin ningún peligro, los bañistas, pueden pasar ratos muy agradables dentro de las tibias aguas o en las playas de arena blanca. Los hoteles, en la playas cercanas a ellos, brindan a sus huéspedes el servicio de parasoles, toallas y sillas.

Estos elementos también son ofrecidos en alquiler, generalmente por personal nativo. Las playas, los acantilados y las piscinas naturales se encuentran en muchos lugares alrededor de la isla y en los cayos cercanos.

En el sector centro de la isla, el turista encuenta en primer lugar a Spratt Bight Beach, que se extiende a lo largo del casco urbano y abarca desde la línea frente a la pista del aeropuerto, en proximidad a la Cooperativa de Pescadores hasta la Cooperativa de lancheros, al inicio de la Avenida Colombia. Paralelo a la playa, corre el paseo peattonal Spratt Bigth Pathway.

Para realizar todo tipo de actividades de esparcimiento están las playas cercanas a la Marina de Chammey en la Vía a San Luis; las playas de Cocoplum y de Bahía Sonora, en cercanías de Cayo Rocoso (Rocky Cay) donde, con la marea baja, la gente se divierte, caminando hasta un barco encallado; y las del inicio de San Luis y las aledañas al pobla do donde se encuentran varios restaurantes y quioscos.

Otras playas peculiares y atractivas están situadas a lo largo de la parte suroeste de la isla, como Sound Bay Beach y la Playa Baby Beach, conocida así por las pequeñas piscinas de poca profundidad que se forman y su casi nulo oleaje que no repre- sentan peligro alguno para los bañistas por hallarse protegido por un banco de arreci- fes coralinos.

Una particular oferta para los baños de mar, la natación o el tranquilo reposo la constituyen las piscinas naturales formadas en acantilados donde se puede nadar entre peces, caretear y bucear. También se han creado plataformas adecuadas para la relajación bajo el sol. Están situadas en el sector suroeste y entre ellas figuran la pequeña rada de El Cove, La Piscinita y West View.

Cabe destacar que varios hoteles contiguos al mar han desarrollado estructuras sobre el agua y se han adaptado a las condiciones de esta para que los huéspedes puedan aprovechar los recursos marinos.

Importantes zonas para bañistas y para pasar un rato de esparcimiento son los cayos próximos a la isla como Cayo Bolívar, Johnny Cay, el Acuario, Haynes Cay.